Recomiendan el uso del balón infragástrico en casos de obesidad severa

Un informe médico dado a conocer durante un encuentro sobre salud y estética realizado en la ciudad de Buenos Aires consideró a la colocación del balón intragástrico como el único método mínimamente invasivo reversible que permite bajar de peso.

Luis Caro, jefe de Gastroenterología del Instituto Alexander Fleming, indicó que “en los últimos años los avances de la ciencia permitieron poner al alcance de las personas con sobrepeso y obesidad nuevas alternativas efectivas en el corto plazo, no invasivas y sin necesidad de cirugía ni internación”.

Caro explicó que “el balón intragástrico es un balón de silicona suave que se introduce desinflado en el estómago por vía endoscópica, sin cirugía”. “Luego se rellena con solución líquida y se retira a los seis meses de colocado, período en el que en general, el paciente logra reducir entre 12 y 20 kilos”, puntualizó.

Añadió que “para obtener éxito en ese tratamiento es fundamental hacer un seguimiento adecuado del paciente, teniendo en cuenta que debe ir acompañado de una dieta nutritiva y equilibrada, además de un apoyo psicológico que contenga al paciente”.

Caro aclaró que “el trabajo en equipo del gastroenterólogo, el nutricionista y el psicólogo es fundamental a la hora de decidir la colocación del balón intragástrico”.

Los especialistas precisaron que si bien el descenso de peso es rápido, el éxito del tratamiento depende de la posterior adopción de medidas saludables para evitar los riesgos de la obesidad.

Fuente: seedo.es

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *