Los obesos necesitan cuatro veces más vitamina D

Dado que la vitamina D se obtiene esencialmente de la exposición al sol o de la ingesta de dos raciones diarias de pescados grasos, lo cual es inviable dados los recursos disponibles, sería aconsejable complementar la dieta con dosis adicionales de esta vitamina.

Así lo ha explicado la profesora del University Hospital de Zurich, Heike Bischoff-Ferrari, quien ha insistido en que este tipo de aditamentos se hace especialmente recomendable en el caso de las personas mayores de 65 años, entre quienes, por ejemplo, «se ha demostrado que si toman cien unidades de vitamina D al día pueden reducir un 20 por ciento el riesgo de sufrir fracturas »

.Durante su intervención en la Rueda de Prensa de las Jornadas «Hot Topics » en Vitaminas y Salud, organizado por la Universidad CEU San Pablo y el Instituto Tomás Pascual Sanz, la profesora Bischoff-Ferrari ha aclarado también que, aunque el consumo de vitamina D es imprescindible en el primer año de vida, esta necesidad puede existir también en el caso de los adultos. De hecho, en Europa «hay entre un 50 y un 70 por ciento de adultos con déficit de esta vitamina ».

Especialmente en el caso de la población que padece problemas de obesidad, que, según ha afirmado, necesita «cuatro veces más » vitamina D que el resto de los adultos. Por tanto, las personas con sobrepeso «pueden estar en riesgo de no tener suficiente vitamina D ».Sobre los tópicos que rodean al consumo de vitaminas se ha referido el catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo y presidente de la Federación Española de Nutrición y director de las Jornadas, Gregorio Varela.

A su juicio, se ha llegado a un estado de opinión en el que se piensa «que todas las vitaminas son iguales ». «Hay tendencia a pensar que cuanto más tomemos, mejor », y esto, ha recalcado, «no es así ». Según Varela, nos encontramos en una especie de «mercado de las vitaminas », en el que se puede llegar a ofrecer «vitaminas que pueden ser necesarias en otras especies, pero no en la humana ». En este sentido, ha citado a las vitaminas B 24 y B 28 y ha recordado que «sólo las 13 vitaminas hidrosolubles y las cuatro liposolubles son aptas para el ser humano ». Junto a ellos ha intervenido el presidente del Institute of Nutritional Sciences, University of Vienna, Ibrahim Elmadfa, que, en torno al tema de los antioxidantes. ha subrayado que éstos «no pueden hacer nada aisladamente », y sus efectos positivos son apreciables «dentro de una dieta variada y mixta ».

Fuente: LaRazon.es

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *