• Sin categoría

Los Españoles tienen deficit de vitamina D

Pese a ser el país del sol, los españoles tienen problemas en la obtención de vitamina D, fundamental para reducir las fracturas óseas en un 20% a partir de los 65 años. Y lo mismo ocurre en el resto de Europa, donde “entre un 50% y un 70% de los adultos tienen déficit de este complejo vitamínico”.

Así lo han explicado los expertos que han intervenido en las Jornadas ‘Hot Topics en vitamians y salud’, organizado por la Universidad San Pablo CEU y el Instituto Tomás Pascual Sanz, ambos en Madrid.

Esta situación se acentúa en algunas zonas. “Según los datos que manejamos, las personas mayores de los países mediterráneos alcanzan una cantidad cuatro veces menor de lo que deberían”, señala Heike Bischoff-Ferrari, profesora del Hospital Universitario de Zurich. Lograr un nivel adecuado de vitamina D no es sencillo, bien por temor al cáncer de piel o porque sería necesario ingerir dos raciones de pescados grasos al día.

En edades avanzadas y “durante los primeros años de vida, es recomendable completar la dieta con suplementos de vitamina D”, añade Lluis Serra Majem, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

También sería conveniente, según la profesora Bischoff-Ferrari, que la población con obesidad tomara suplementos de vitamina D, ya que “necesitan un aporte tres veces superior al del resto de los adultos”.
El riesgo de los adolescentes

Son algunos ejemplos de que determinados grupos de la población son más vulnerables a presentar carencias vitamínicas. “Los adolescentes constituyen otro grupo de riesgo, ya que se saltan la comidas e ingieren menos fruta y verdura y más pizzas y productos de bollería, que apenas tienen vitaminas”, expone Carmen Pérez Rodrigo, médico nutricionista de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. Y añade: “Sólo un profesional sanitario, que puede ser un médico, dietista o un farmacéutico, deberá recomendar la ingesta de suplementos de vitaminas en cada individuo”.

Hay quien decide por su cuenta tomar estos complejos. “Según una encuesta de mercado, entre el 10% y el 16% de la población en España consume suplementos multivitamínicos, con el objetivo de proteger su salud”, indica la doctora Pérez. No es recomendable el autoconsumo de estos complementos, ya que, al igual que el déficit de algunas vitaminas conlleva posibles riesgos (la carencia de vitamina A puede producir alteraciones de la visión), el exceso también es peligroso.

Se ha demostrado, por ejemplo, que “un nivel de betacarotenos superior al recomendado, sobre todo si la persona también es fumadora, aumenta el riesgo de sufrir cáncer de pulmón entre dos y tres veces”. Así lo explica el profesor Serra, quien también señala que el exceso de vitamina A en las embarazadas supone mayor riesgo de malformación en reción nacidos.

Como remarca Lluis Serra, por lo general, “con una buena dieta mediterránea no serían necesarios los complejos vitamínicos”. Gracias a esta dieta, España y Portugal son los países europeos que más vitamina C ingieren. Aunque, por lo general, el consumo de vitaminas es muy parecido en el continente, sí se observan variaciones en cuanto a los niveles recomendados de cada una de ellas. Esto se debe a que las cantidades aún son objeto de estudio y actualización permanente.

En cualquier caso, los valores de ingesta adecuados dependen de cada individuo. Por ejemplo, “si la persona fuma, es obesa o realiza actividad física, tiene mayor probabilidad de tener deficiencias vitamínicas, por lo que tendrá que tomar más cantidad de estos micronutrientes”, incide Rosa María Ortega, profesora de la facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. Lo ideal es conseguir los niveles óptimos de vitaminas a través de una dieta adecuada (rica en frutas y verduras), ya que, aunque no hay evidencias científicas sobre su papel en la prevención del cáncer u otras enfermedades, sí se puede afirmar que tiene un efecto protector en la salud.

Fuente: ElMundo.es

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *