• Sin categoría

Las mujeres que caminan tienen menor riesgo de accidente cerebrovascular

Caminar de forma regular reduce significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) entre las mujeres, según afirman investigadores.

En un nuevo estudio que evaluó los datos de 39,315 profesionales de la salud de sexo femenino en EE. UU., con una edad promedio de 54 años, que participaron en el Estudio de salud de las mujeres, 473 de las mujeres sufrieron un ACV isquémico (relacionado con un coágulo) y 102 un ACV hemorrágico (por sangrado) durante los 11.9 años de seguimiento. Las que eran más activas en su tiempo libre tenían 17 por ciento menos probabilidades de sufrir cualquier tipo de accidente cerebrovascular que las que eran menos activas.

El estudio, que aparece en la edición del 6 de abril de la revista Stroke, se enfocó en comparar a las mujeres que caminaban de forma regular con las que no lo hacían, y encontró que:

* Las que caminaban usualmente a un paso vivo tenían 37 por ciento menos probabilidades de sufrir cualquier tipo de ACV y 68 por ciento menos probabilidades de sufrir un ACV hemorrágico.
* Las que caminaban dos o más horas por semana tenían treinta por ciento menos riesgo de cualquier tipo de ACV, y 57 por ciento menos riesgo de ACV hemorrágico.
* Las mujeres que caminaban a un paso vivo usualmente tenían alrededor de 25 por ciento menos probabilidades de sufrir un ACV isquémico, y las que caminaban más de dos horas por semana eran menos propensas a sufrir un ACV isquémico.

“La actividad física, que incluye caminar de forma regular, es una conducta importante modificable para la prevención del ACV”, aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association el autor principal Jacob R. Sattelmair, candidato doctoral en epidemiología de la Facultad de salud pública de la Harvard, en Boston. “La actividad física es esencial para la promoción de la salud cardiovascular y para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, y caminar es una manera de lograr actividad física”.

Estudios anteriores han encontrado que las personas activas tienen entre 25 y 30 por ciento menos probabilidades de sufrir un ACV que la gente inactiva.

“Aunque la relación exacta entre los distintos tipos de actividad física y los distintos subtipos de accidente cerebrovascular sigue sin estar clara, los resultados de este estudio específico indican que caminar, particularmente, se asocia con un menor riesgo de ACV”, señaló Sattelmair.

Los adultos deben hacer al menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada, o 75 minutos de intensidad vigorosa, según la American Heart Association.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *