La obesidad y la absorción de la vitamina D

Existe una relación inversa entre obesidad y falta de vitamina D, cuanto más obesa sea una persona, más bajos serán sus niveles de vitamina D, esta es la conclusión de investigaciones recientes.

Después de que el las personas incorporan la vitamina D, el cuerpo debe convertirla en   1,25 -dihidroxivitamina D que es la expresión asimilable por el organismo de la vitamina.   Este proceso de conversión parece no funcionar correctamente en las personas obesas, al no convertise en su expresión utilizable, simplemente el cuerpo la elimina.

Para investigar el impacto de la obesidad en la absorción de la vitamina D, un equipo de investigación realizó un seguimiento durante seis años a 1,464 hombres y 315 mujeres, formando un grupo de edad promedio de 49 años. En función del índice de masa corporal (IMC), se catregorizó a los participantes con sobrepeso determinando que el 11% se encontraba en lña categoria de obeso mórbido.

Se estudió la relacion de mayor IMC con los niveles de vitamina D y se concluyó que   los niveles generales de vitamina D disminuyeron al aumentar los niveles de IMC de los participantes en el estudio y que   las personas con las lecturas más bajas de IMC tenían niveles de vitamina D 14 por ciento más altos que los que tenían   IMC más elevado. Por lo que se sugiere que las personas con sobrepeso y obesas se podrían beneficiar con el consumo de complementos de vitamina D y una mayor exposición a la luz solar.

FUENTE: Journal of Nutrition, news release, Dec. 14, 2010

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *