La anorexia podrían causar grave riesgo de daño ocular

Las personas que tienen el trastorno alimentario conocido como anorexia nerviosa podrían estar en riesgo de daño ocular grave, según un nuevo estudio griego de pequeño tamaño.

Este daño puede ocurrir en la mácula, que se encuentra cerca del centro de la retina en la parte posterior del ojo y es responsable de la visión central fina detallada, así como del procesamiento de la luz.

En este estudio, los investigadores de la Universidad de Atenas compararon el espesor de la mácula y su actividad eléctrica en los ojos de trece mujeres que habían tenido anorexia nerviosa durante un promedio de diez años, y de veinte mujeres que no tenían anorexia que funcionaron como controles. La edad promedio de las mujeres fue de 28 años.

Cuando fueron comparadas con mujeres sanas, las que tenían anorexia nerviosa no tenían problemas visuales obvios y sus ojos funcionaban normalmente. Sin embargo, la mácula y las capas nerviosas que la alimentan, las fibras nerviosas retinianas, fueron mucho más delgadas en los ojos de las mujeres con anorexia nerviosa. Los ojos también mostraron significativamente menos descarga de dopamina (un neurotransmisor) que cumple una función importante en la capacidad del cerebro de procesar las imágenes visuales.

Los investigadores también hallaron diferencias entre las mujeres que presentaban ciertos patrones de anorexia nerviosa. La fóvea, una parte de la mácula rica en conos sensibles a la luz (fotorreceptores), era más delgada en las mujeres que se atracaban y luego se purgaban que entre las que únicamente restringían de manera intensa su consumo de calorías.

Hacen falta más investigaciones para determinar si estos cambios en los ojos están en las etapas iniciales de la ceguera progresiva o si los ojos regresarán a la normalidad si una paciente de anorexia nerviosa recuperaba hábitos alimenticios regulares, señaló el equipo de la Universidad de Atenas.

Fuente: BMJ

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *