Dieta peligrosa con hormona del embarazo

En Estados Unidos siempre están innovando con técnicas y medicamentos para adelgazar. Lo último es realizar una dieta hipocalórica de 500 calorías al día que se asocia con una inyección diaria de hormona godanotropina coriónica.

La hormona se obtiene de la orina de mujeres embarazadas y ayuda a eliminar la sensación de apetito, porque “engaña” al cuerpo, induciéndole a quemar las grasas estratégicamente como sucede en caso de embarazo.

La hormona gonadotropina coriónica (HCG) es producida por las células que forman la placenta, alcanza sus niveles más altos entre las primeras once semanas del embarazo.

Los que están a favor aducen que no consta que esta hormona le haya hecho nunca daño a nadie (se usa incluso para reforzar tratamientos contra la infertilidad) y en cambio hay quien cree que funciona. Que es el milagro que estaban esperando para perder peso en tiempo récord, por ejemplo para asistir a una boda o para embutirse en el biquini después de un largo invierno de desidia.

La FDA, ha advertido de los riesgos de utilizar el medicamento sin control. Este fármaco aumenta el peligro de formación de trombos, depresión, dolor de cabeza y alteraciones mamarias. Y como muestra de los riesgos cita el caso de una seguidora de la dieta que sufrió un tromboembolismo pulmonar.

La hormona puede administrarse por vía sublingual, pero parece que lo habitual es inyectarla. Se paga más de 1.000 dólares por el tratamiento.

Fuente: ABC

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *