Comer mucho puede provocar incontinencia

Un nuevo estudio sugirió que las mujeres que ingieren demasiadas calorías o prefieren las grasas saturadas en lugar de las grasas “buenas” podrían desarrollar incontinencia urinaria, sin importar su peso corporal.

Pero eso, según los autores, no prueba que los cambios alimentarios ayuden a prevenir o controlar la incontinencia urinaria.

La obesidad, sobre todo en el abdomen, es un factor de riesgo de la incontinencia urinaria. Eliminarla ayuda a prevenir el problema o reducir los síntomas, pero es posible que los cambios del estilo de vida que permiten adelgazar, como una mejor dieta y más ejercicio, expliquen los nuevos resultados.

El equipo reunió datos de una encuesta realizada en Boston sobre 2.060 mujeres, de entre 30 y 79 años, que respondieron sobre su dieta y estilo de vida. También se les preguntó si tenían síntomas urinarios y se les midió el peso, la altura y la circunferencia de cintura.

El 12 por ciento de ellas tenían incontinencia moderada a grave, es decir, pérdidas de orina por lo menos una vez por semana o una pérdida importante una vez al mes.

El riesgo se triplicó en el 20 por ciento de las mujeres que más calorías consumían, comparadas con el grupo que menos calorías ingería.

Un aumento similar se registró en las mujeres que ingerían una gran proporción de grasas saturadas, principalmente de alimentos de origen animal, y muy pocas grasas poliinsaturadas, que se encuentran en los aceites de origen vegetal.

“Esos son resultados bastantes novedosos y necesitamos más estudios para confirmarlos”, dijo la doctora Nancy N. Maserejian, de los Institutos de Investigación de New England, en Watertown, Massachusetts.

Según la autora, las investigaciones deberían incluir ensayos clínicos para comprobar si la reducción de calorías y de grasas saturadas mejoraría los síntomas de la incontinencia urinaria.

Por ahora, dijo, adelgazar sigue siendo la estrategia terapéutica “de primera línea” contra la incontinencia en pacientes con sobrepeso. Pero los nuevos resultados sugieren que reducir las calorías y reemplazar las grasas saturadas por las poliinsaturadas sería más efectivo.

E indican también que esos cambios alimentarios funcionarían en mujeres con peso normal. “Lo interesante de nuestros resultados (…) es que la relación (entre las calorías y la incontinencia urinaria) fue aun más fuerte en las mujeres delgadas”, dijo.

Se desconoce por qué el equilibrio de grasas en la alimentación modificaría el riesgo de desarrollar incontinencia urinaria. Pero estaría asociado con la inflamación crónica y sistémica, opinó el equipo.

Estudios previos habían hallado que las personas con altos niveles en sangre de ciertas sustancias inflamatorias eran más propensas a tener síntomas urinarios. Y se cree que las dietas con mayor contenido de grasas saturadas que poliinsaturadas promoverían la inflamación.

En tanto, el exceso de calorías podría aumentar la actividad nerviosa, lo que podría alterar los nervios que afectan a la vejiga, explicó Maserejian.

El 20 por ciento de las participantes que más calorías ingerían, consumían unas 2.400 por día. A diferencia de las que menos calorías consumían (840 por día), aquel grupo era tres veces más propenso a tener incontinencia urinaria.

En tanto, las mujeres que más grasas saturadas ingerían en relación con las poliinsaturadas eran 2,5 veces más propensas a tener incontinencia urinaria, a diferencia de las mujeres que consumían ambos tipos de grasas proporcionalmente. Los resultados aparecieron en American Journal of Epidemiology.

Maserejian sugirió que las mujeres podrían comenzar a moderar el consumo de calorías y a reemplazar las fuentes de grasas saturadas, como la carne y la manteca, por fuentes de origen vegetal.

Aunque aún se desconoce si esos cambios pueden prevenir o tratar la incontinencia urinaria, la autora insistió en que son muy buenos cambios para la salud.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, Reuters Health

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *