Caminar una mayor distancia para comer mantiene más delgados a los estudiantes

Los estudiantes universitarios que viven en dormitorios que cuentan con cafeterías aumentan más de peso que los estudiantes que tienen que caminar más para comer, según un estudio reciente.

El estudio incluyó a 388 estudiantes de primer año de siete dormitorios, que incluían a cuatro que contaban con cafeterías que servían tres comidas al día. Todos los estudiantes tenían acceso a dos gimnasios en el campus, que ofrecía equipo de ejercicio de punta.

Durante el año escolar, las mujeres de los dormitorios que contaban con cafeterías pesaban casi dos libras (casi un kilo) más y hacían ejercicio 1.43 veces menos por semana que las de dormitorios sin cafeterías. Los hombres de los dormitorios con cafetería comían alrededor de 1.5 comidas y casi tres refrigerios más por semana que los que vivían en dormitorios sin cafeterías, según el informe, publicado en la edición en línea del 3 de agosto de la revista Journal of Adolescent Health.

Aunque vivir más cerca del gimnasio aumentaba la frecuencia de ejercicio de las estudiantes, no hubo prueba de que la distancia entre la vivienda y el gimnasio afectara al aumento de peso, apuntó la autora líder del estudio Kandice Kapinos, científica asistente de investigación del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan, en un comunicado de prensa del Health Behavior News Service.

“Este estudio confirma lo que los trabajadores de salud pública hemos creído durante un tiempo. La ubicación no sólo es importante para bienes raíces. También es importante cuando se trata de las conductas de salud, y la proximidad a los centros de comida y de ejercicio influencia nuestra conducta”, afirmó en el comunicado de prensa Jeanie Alter, de la Facultad de salud, educación física y recreación de la Universidad de Indiana.

FUENTE: HealthDay

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *