Advierten que el uso prolongado de suplementos dietéticos puede producir daños hepáticos

Investigadores   del   CSIC señalan que los productos para adelgazar enriquecidos con isómeros naturales del ácido linoleico (CLA) trans pueden tener efectos adversos.
Los suplementos dietéticos enriquecidos con isómeros naturales de ácidos linoleicos conjugados (CLA) trans podrían ocasionar graves daños hepáticos, según el último estudio de un equipo del Centro de Investigación Cardiovascular de Barcelona del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC). El estudio experimental, realizado en ratones, plantea que los alimentos enriquecidos con CLA trans pueden provocar un aumento del estrés oxidativo, inflamación, hiperglucemia, resistencia a la insulina, lipodistrofia, arteriosclerosis y una acumulación anormal de grasa en el hígado (esteatosis hepática).

El coordinador del trabajo que acaba de ser publicado en Frontiers in Bioscience, José Martínez-González, afirma: ?Los resultados deben tomarse como una importante llamada de atención sobre los posibles efectos del consumo prolongado e incontrolado de los compuestos adelgazantes estudiados, como principal forma de perder peso. Aunque no se ha demostrado todavía su acción en humanos, los isómeros CLA trans causan verdaderos estragos en el hígado de los ratones?.

El estudio, realizado en colaboración con el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud de Zaragoza, describe que el daño hepático observado en roedores se asocia con una alteración importante de la expresión de genes responsables de la regulación de los niveles de glucosa y la captación de lípidos por parte de las células hepáticas.

El ́cido Linoleico Conjugado (CLA) se encuentra en aceites vegetales y, especialmente, en la carne y leche procedente de animales rumiantes. En los últimos años se le han atribuido propiedades para la reducción de los niveles de colesterol y materia grasa en el organismo, lo que favorecería la pérdida de peso corporal. Bajo esta premisa se ha potenciado como componente enriquecedor de productos adelgazantes.

Los CLA se han asociado con efectos positivos sobre la salud humana, sobre todo porque algunos estudios han demostrado su potencial anticancerígeno, sus propiedades cardioprotectoras y su posible utilidad para controlar el sobrepeso. Sin embargo, existen tanto isómeros cis (c9,t11-CLA), los más abundantes en la naturaleza, como isómeros trans (t10,c12-CLA). En los últimos años se ha planteado, no obstante, que no todos los isómeros son igualmente beneficiosos e incluso que los trans podrían perjudicar seriamente a la salud.

Un etiquetado riguroso

Los autores del estudio recomiendan que se indique el tipo de isómero presente en las preparaciones comerciales. Uno de los objetivos de la industria alimentaria pasa por un etiquetado nutricional cotejado científicamente que garantice al consumidor la fiabilidad de la publicidad de estos alimentos.

En la investigación también han participado investigadores de la Red Temática de Investigación Cooperativa en Enfermedades Cardiovasculares (RECAVA) y del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn).

Fuente: Centro de investigaciones Cardiovasculares

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *