Perjudicial para el corazón, perjudicial para el cerebro

El abuso de la ingesta de grasas aumenta el riesgo de un infarto cerebral para las mujeres de más de 50 años.

Según los estudios realizados en el Centro Médico de Saint Mary ( Langhorne, Pensilvania), las mujeres de ese nicho que consumieron mas grasas aumentaron en un 44% el riesgo de sufrir un infarto cerebral. El doctor Emil Matarese, especialista en derrames cerebrales puntualizó que este resultado es reversible con el cambio de hábito alimenticio. Dicha investigación presentada en la conferencia de la Asociación Estadounidense del Infarto Cerebral , se llevó a cabo con 87.230 participantes dentro de la Iniciativa por la Salud de la Mujer.

Antes de llegar a la menopausia las mujeres tienen menos riesgo de padecer un derrame cerebral en comparación con los hombres de la misma edad,pero después de la menopausia esta tendencia se revierte. Se agravan los índices por el incremento de la obesidad de las mujeres incluídas en esta muestra.

Las participantes en el estudio, de 50 a 79 años de edad, describieron detalladamente sus dietas cuando comenzaron a realizarlo. Los investigadores las clasificaron en cuatro grupos según el nivel de grasas en su dieta. Los investigadores encontraron 30% de riesgo mayor entre las mujeres que consumían más grasas “trans”.

Fuente: strokeassociation.org

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *