• Sin categoría

Nutrición personalizada

Las recomendaciones sobre la ingesta de nutrientes debe ser individualizada para cada grupo de población y país, según se ha afirmado en las Jornadas Hot Topics en Vitaminas y Salud, celebradas en Madrid.

“Las ingestas recomendadas de vitaminas deben ser objeto de estudio y actualización permanente”, ha afirmado Rosa Ortega, de la Facultad de Farmacia, de la Universidad Complutense de Madrid, durante las Jornadas Hot Topics en Vitaminas y Salud, organizas por el Instituto Tomás Pascual y la Universidad CEU-San Pablo.

Ortega ha explicado que no se pueden utilizar las guías recomendadas en otros países. ͉stas se deben actualizar y analizar para cada grupo de población. “Son necesarias más investigaciones y un control individualizado de la situación nutricional para establecer ingestas óptimas. Tendría que ser casi rutinaria la valoración dietética, bioquímica y hematológica, para dar una pauta lo mejor posible a cada paciente”.

Como ejemplos, Ortega ha explicado que la obesidad se asocia con una peor situación de vitamina D, al ser un nutriente liposoluble, mientras que los fumadores tienen mayores niveles de ácido fólico pero sus necesidades de vitamina C son el doble que los no fumadores, y los deportistas muestran peores niveles de riboflavina. Según Ben Van Ommen, del TNO Quality of Life, en Holanda, es necesario dar diferentes recomendaciones sobre los nutrientes necesarios a hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, en el embarazo y a deportistas. “Estamos estudiando de forma más segura y fiable las características individuales para investigar en qué estado se encuentra la persona y qué es lo que necesita porque hay ciertas diferencias genéticas que determinan las necesidades de ciertos micronutrientes. Podemos hacer esto gracias a la presencia de las tecnologías”; así, la nutrigenómica busca encontrar con el análisis de las características individuales cómo conseguir que determinadas alteraciones genéticas no se desarrollen o se palien y mantener el estado de salud hasta conseguir que se produzca un envejecimiento saludable.

Van Ommen advierte de la proliferación de empresas que prometen realizar estos estudios genéticos y no los hacen de forma fiable. Sin embargo, para continuar con las investigaciones y realizar un abordaje científico es necesario “comprender qué es una persona sana. Por esa razón aplicamos las ómicas, porque la información es más relevante. Con la ayuda de biomarcadores se entiende mejor si una persona está sana o no”.

Suplementos y dieta
En cuanto a las recomendaciones en la dieta, según Lluis Serra, de la Universidad de Las Palmas, “hay que tener en cuenta que no todos los métodos para medir las ingestas son iguales”, y no se ha unificado su uso en Europa. Por ejemplo, la ingesta adecuada de vitamina C según las recomendaciones que se utilicen están por debajo de los requerimientos aunque varíen de un país a otro, mientras que España y Portugal tienen ingestas inadecuadas más bajas.

Serra pertenece al grupo Eurreca (European Micronutrient Recommendations Aligned), desde el que analizan cómo se está realizando la adecuación nutricional en Europa, cuáles son las mejores evidencias y prácticas con la ayuda de revisiones sistemáticas, etc. para servir de apoyo en las evidencias que dicten las recomendaciones europeas.

“Hay que ser muy prudentes al dar pautas por encima de los valores de referencia establecidos para los nutrientes, ya que dar un mensaje inadecuado a la población puede conducir en ocasiones al sobreconsumo de suplementos y vitaminas”. Van Ommen, afirma que lo esencial son los hábitos de vida “La dieta equilibrada es más importante que tener una peor y añadirle suplementos”, hay que esforzarse en ello.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *