No beber o beber poco….

Las mujeres que beben alcohol de manera moderada parecen ganar menos peso y tener menos riesgo de obesidad que aquellas que nunca beben, según un estudio publicado en Archives of Internal Medicine.

Lu Wang, del Brigham and Women ´s Hospital en Boston (Estados Unidos), dirigió la investigación con 19.220 mujeres norteamericanas de 39 años o más y un índice de masa corporal normal (de 18,5 a 25). Un test inicial mostró que el 38,2 por ciento no bebía alcohol; un 32,8 por ciento bebía menos de 5 gramos diarios; un 20,1 por ciento ingería de 5 a 15 gramos; un 5,9 por ciento de 15 a 30 gramos y un 3 por ciento más de 30 gramos diarios.

Después de un seguimiento de 13 años, las mujeres que bebían una cantidad moderada de alcohol ganaron peso progresivamente. Las que no bebían ganaron una mayor cantidad de peso, con una disminución gradual a medida que bebían más. Un total de 7.942 mujeres (41,3 por ciento) que inicialmente tenían un peso normal, acabaron con sobrepeso u obesidad.

En comparación con las mujeres que no bebían, entre aquellas que ingerían algo menos de 40 gramos diarios de alcohol la tendencia al sobrepeso o la obesidad era menor, siendo las que bebían entre 15 y 30 gramos las que tenían el riesgo más bajo.

“Esta asociación entre la ingesta de alcohol y el sobrepeso pudo apreciarse con cuatro bebidas distintas: vino tinto, vino blanco, cerveza y licor, siendo más notoria con el vino tinto”, señalan los autores.

Las próximas investigaciones se centrarán en esclarecer los comportamientos psicológicos y los factores genéticos que influyen en los efectos del alcohol sobre el organismo.

Fuentes: Dmedicina.com

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *