Los trasnochadores pueden ganar mas peso

Según nuevos estudios, aquellos que tienen como hábito el trasnochar, tienen mas posibilidades de aumentar su peso. Los investigadores de la Universidad de Northwestern en Chicago encontraron que las personas que trasnochan habitualmente, consumen más calorías en la noche y comen más comida chatarra que las que se acuestan y levantan temprano.

Se publicó este estudio en la revista Obesity, se examinó a 51 personas de treinta años de edad en promedio. Una muestra de 23 personas habitualmente se acostaban alrededor de las 3:45 a. m. y se levantaban a las 10:45 a. m. El otro grupo, considerados durmientes normales, se acostaban antes de las 12:30 a. m. y se levantaban a las 8 a. m.

Los investigadores encontraron que las personas que se acostaban tarde consumían en promedio 248 calorías más por día. La dieta de los noctámbulos también incluía el doble de comida rápida, mas gaseosas y apenas la mitad de frutas y verduras que la de los que se iban antes a la cama. Esas calorías adicionales por lo general se consumían en la cena y a horas avanzadas de la noche. El estudio también encontró que los que se trasnochaban regularmente tenían un índice de masa corporal (IMC) superior al de los durmientes normales.

“Las calorías diarias adicionales pueden conllevar un aumento significativo de peso (de casi un kilo al mes) si no se equilibran con más actividad física”, planteó Kelly Glazer Baron, psicóloga de la salud y profesora de neurología de la Facultad de medicina Feinberg.

Los investigadores sugieren que el motivo subyacente al aumento de peso podría ser que los alimentos más sanos no están tan fácilmente disponibles de noche, o que los noctámbulos tienden a preferir alimentos más ricos en calorías. El estudio concluye que los hábitos alimentarios se relacionan con los patrones de sueño, y que el momento en que se come podría ser igual de importante que aquello que se come.

“Los ritmos circadianos humanos del sueño y el metabolismo están sincronizados con la rotación diaria del planeta, de manera que cuando el sol se oculta se supone que uno duerma, no que coma”, señaló la Dra. Phyllis Zee. “Cuando el sueño y la comida no están alineados con el reloj interno del organismo, puede llevar a cambios en el apetito y el metabolismo que provocan aumento de peso”.

Los autores del estudio también señalaron que las personas que comen alimentos malsanos a una hora inadecuada del día podrían aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedad cardiaca y trastornos gastrointestinales.

Fuente: Northwestern University/HealthDay
Getty Images

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *