• Sin categoría

Los Secretos de las proteínas

Después del agua, la proteína es el nutriente más abundante en el cuerpo. La proteína pasa a ser uno de los más versátiles de todos los nutrientes, con muchas responsabilidades en el apoyo general de tu salud. La mayoría de la proteína está asociada al mantenimiento sano de los músculos, pero también es un componente importante de todas las células, tejidos y órganos del cuerpo. La proteína apoya sus huesos, células del cerebro, sangre, piel, cabello y uñas.

Suministra enzimas valiosas que ayudan a regular las funciones corporales. Actúa como “el conductor de un auto bus” transportando nutrientes, oxígeno y residuos en todo el cuerpo. La proteína es importante para el crecimiento y el mantenimiento de tantas partes de su cuerpo.

Una de las sensaciones más inmediatas que experimentas al comer proteínas, además de los satisfactorios sabores, es tu capacidad para saciar tu apetito. Los alimentos ricos en proteínas disminuyen el movimiento de los alimentos desde el estómago hasta el intestino. Una digestión más lenta significa que te sientes lleno por un largo período de tiempo.

Además, la combinación de alimentos ricos en carbohidratos con proteínas proporciona un efecto tranquilizador sobre su nivel de azúcar en la sangre, lo que impide una fuerte elevación del azúcar en la sangre seguido de una inmersión rápida que puede desencadenar el hambre. Por ejemplo, las manzanas y mantequilla de maní, frutas secas y nueces, queso y galletas saladas, o bistec y las papas son grandes combinaciones de alimentos con carbohidratos y proteínas.

Cuando elijas comidas ricas en proteínas preste atención a lo que viene junto con la proteína. Las fuentes de las proteínas vegetales, como frijoles, nueces y granos enteros, son excelentes opciones, ya que también ofrecen fibra, vitaminas y minerales.

Las mejores opciones de proteína animal son el pescado, el pollo y cortes magros de carne de animales alimentados con pasto rojo. Nos hemos acostumbrado a porciones mucho más grandes de proteínas animales de lo que realmente necesitamos.

Puedes sorprenderte de escuchar que una porción saludable de carne roja y aves de corral es del tamaño de la palma de tu mano. Las proteínas de origen animal contienen grasas saturadas, grasas trans y colesterol, así que es mejor consumir porciones más moderadas y alternar con proteínas vegetales.

Fuente: impre.com

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *