Los dibujos de uno mismo podrían revelar trastornos alimentarios ocultos

La forma en que las mujeres se dibujan a sí mismas podría ayudar a revelar si sufren de un trastorno alimentario, sugiere una investigación.

Encontraron que las mujeres con anorexia o bulimia se dibujaban a sí mismas con características distintas que las mujeres sin los trastornos alimentarios.

El estudio de investigadores israelíes participaron 36 mujeres anoréxicas o bulímicas y 40 mujeres que no lo eran, la mitad con sobrepeso y la mitad con peso normal. Se pidió a las mujeres que se dibujaran a sí mismas. Los investigadores encontraron varias diferencias entre los grupos en cuatro áreas.

* Las mujeres anoréxicas o bulímicas tendían a dibujarse con un cuello de mayor tamaño, un cuello desconectado o sin cuello.
* La boca estaba más enfatizada en las mujeres con anorexia o bulimia.
* La representación de unas caderas más anchas fue más común entre las participantes con trastornos alimentarios.
* Las mujeres con anorexia o bulimia tendían a dibujar imágenes sin pies o con pies desconectados.

Los investigadores también encontraron que entre las mujeres con trastornos alimentarios, las que tenían anorexia eran más propensas que las que sufrían de bulimia a omitir los senos de los dibujos, a trazar líneas corporales menos definidas y a dibujar figuras más pequeñas en relación con el tamaño de la página.

El estudio, que aparece en la revista Arts in Psychotherapy, muestra que “a las mujeres que sufren o tienden al desarrollo de trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia se les puede diagnosticar una evaluación mediante un dibujo de la propia figura sencillo y poco intrusivo”, afirmó en un comunicado de prensa de la Universidad de Haifa la coautora Rachel Lev-Wiesel, directora de la Facultad de postgrado en terapias artísticas creativas de la universidad.

“Las mujeres que sufren de trastornos alimentarios por lo general tienden a esconder su afección, incluso de sus terapeutas profesionales”, explicó. “Con frecuencia les es difícil hablar sobre sus problemas, así que una herramienta no verbal y no intrusiva como una sencilla solicitud de un dibujo sobre su propia figura pueden convertirse en una herramienta importante en la terapia artística creativa”.

Fuente: University of Haifa

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *