Los adelgazantes no regulados no funcionan como prometen

Dos estudios presentados ayer en el Congreso Internacional sobre Obesidad, en Estocolmo, concluyen que los suplementos adelgazantes no facilitan la pérdida de peso más allá del efecto placebo. “El mercado de estos productos es inmenso, pero a diferencia de los fármacos regulados no tienen que probar su eficacia antes de ponerse a la venta”, denuncia Thomar Elrott, director del Instituto de Nutrición y Psicología en la Universidad de Gotinga (Alemania) y autor de uno de los trabajos.

El grupo de Elrott ha comparado nueve de los suplementos más populares con placebo en un ensayo aleatorizado. Entre los productos se encontraban la L-carnitina, poliglucosamina, extracto de Konjac, polvo de semilla de guaraná y otros extractos vegetales.

Los científicos dividieron a 189 pesonas obesas o con sobrepeso de mediana edad para que consumieran los suplementos o bien el placebo durante ocho semanas en las dosis recomendadas por sus fabricantes. La pérdida media de peso fue de entre uno y dos kilos, dependiendo del suplemento, y de 1,2 kilos en el grupo del placebo. No hubo diferencias significativas entre ninguno de los productos estudiados al compararlos con el placebo.

El segundo estudio, presentado en el congreso por Igho Onakpoya, de las universidades de Exeter y Plymouth (Reino Unido), es el primer análisis sistemático de todas las revisiones sobre ensayos clínicos de suplementos adelganzantes, tales como ephedra, chitosán y té verde. “No hemos hallado evidencias de que estos suplementos reduzcan el peso”, ha afirmado.

Y ya dentro de los fármacos de prescripción, en el congreso se han aportado datos de trabajos experimentales y de un ensayo en fase I sobre una nueva generación de fármacos para la obesidad y la diabetes, la segunda de los bloqueadores del receptor cannabinoide CB1.

La primera generación de esta familia, a la que pertenece rimonabant, se asociaba a efectos secundarios psiquiátricos. Sin embargo, un grupo de investigadores suecos y daneses, auspiciados por la compañía 7TM Pharma, expusieron que en estudios con roedores y en un trabajo en fase I la nueva molécula lograba pérdida de peso sin afectaciones neurológicas. Los datos de estudios más amplios llegarán en otoño.

Fuente: diariomedico.com

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *