Las 5 “C” en prevención de ataques cerebrovasculares

Funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación y autoridades de la Asociación Argentina de Ataque Cerebral (AAAC) presentaron hoy un estudio realizado por esa sociedad de expertos que muestra la falta de conocimiento de los ciudadanos ante las señales de alerta para detectar un ACV inminente.

En el marco del Día Mundial del Ataque Cerebrovascular (ACV), que se celebra el sábado próximo, se publicaron diversos informes para prevenir esta grave afección silenciosa que nos da pequeños indicios sobre los que debemos estar alerta.

Los resultados de una encuesta, realizada telefónicamente a 603 habitantes de la capital porteña, evidenció que el 34,1% de los consultados no pudo indicar de manera espontánea una señal de advertencia y actuar rápidamente para recibir atención médica, con la finalidad de reducir el daño cerebral, que va en aumento a medida que pasa el tiempo. Por eso la importancia desde el Ministerio de Salud de publicar información que lleve a la población en general datos básicos que pueden permitir salvar vidas.

Los síntomas, denominados las 5 “C”, son:

1- Cuerpo ““sentir un lado débil, dormido o paralizado”“;
2- Confusión ““problemas para hablar o entender”“
3- Ceguera ““ver doble o perder repentinamente la visión de un ojo”“;
4- Caminata ““súbita alteración del equilibrio para caminar”“
5- Cabeza ““dolor de Cabeza severo, repentino o inesperado.

“Cuando se produce el ataque tenemos lo que llamamos una ventana terapéutica, que es de entre 8 y 12 horas, en que el enfermo tiene que concurrir al médico, para destapar la arteria, sino después sólo nos queda rehabilitar”.

Kosacoff destacó el trabajo realizado por AAAC al sostener que “la encuesta nos sirve para orientar nuestras políticas”, y agregó que “nosotros sabemos cuales son los factores de riesgo, pero con esto podemos enfocarnos en dos puntos, por un lado fomentar y apoyar a las sociedades científicas en la difusión y conocimiento de las señales de alarma, para saber cuándo actuar y acudir a los servicios; y por otro lado, preparar los servicios para recibir esta demanda y fundamentalmente a los médicos, para que sepan qué es lo que tienen que hacer ante estas situaciones.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *