La Sal que consumimos

la-sal-12-09Todos los días ingerimos sal con los alimentos, un gran porcentaje es la sal propia de los alimentos naturales, entre 50 y el 70 por ciento de nuestra ración diaria y el resto proviene del salero.
El consumo de sodio recomendado es de 5 grs por día, esta cifra es superada sobre todo en la población occidental, debido a la alimentación rica en sodio y grasa a la cual estamos expuestos.

Aquellas personas que sufren de hipertensión necesitan limitar el consumo de sodio, de esta forma reducirán las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, para lograr este objetivo es necesario conocer como reducir el sodio en la dieta contra la hipertensión arterial.

Como reducir la sal de las comidas

· No salar la comida mientras se cocina.
· Salar la comida después de estar preparada.
· No consumir carnes ahumadas.
· Reducir o eliminar, de acuerdo al grado de hipertensión, embutidos o chacinados, aceitunas.
· Si se desea consumir aceitunas, se deben lavar.
· No consumir quesos duros o de pasta firme.
· No consumir enlatados, ya que contienen sodio como conservantes.
· No consumir frutas en almíbar, si de todas formas se desean consumir se deben lavar, de esa forma se retira el sodio.
· No consumir sopas con sodio.
· Consumir galletas y pan sin sal.
· Consumir frutas y verduras.
· Evitar el consumo de salsas compradas, como mayonesa, ketchup, mostaza, soya, etc.
· Consumir sales dietéticas, ten presente que muchas de las sales que existen en el mercado son sales de verduras, pero que contienen sodio en su composición.
· Utilizar hierbas aromáticas para condimentar comidas, tales como: perejil, romero, laurel, orégano, ajo, jengibre, nuez moscada, anís, cúrcuma, salvia, pimentón, menta, etc. Estas hierbas suelen ser muy útiles a la hora de condimentar las distintas preparaciones.
· Evitar los refrescos dietéticos, ya que pueden contener ciclamato de sodio.
· Tomar dos litros de agua por día, esto ayudará a eliminar el exceso de sodio del organismo.
· Aumentar el consumo de alimentos frescos
· no comprar platos precocidos

En el caso de los alimentos industriales, es importante conocer su composición. De allí que la táctica consista en mirar el valor nutricional de los productos que va a adquirir en el supermercado, lea atentamente las etiquetas. La sal suele consignarse con otros nombres:

· Sodio
· Glutamato monosódico
· Bicarbonato de sodio
· Citrato de sodio.
Y se expresa generalmente en mg. por 100 gramos del producto.

Ante todo, el criterio es comparar ya que existen relevantes diferencias entre las marcas. Si un alimento no aclara su contenido de sodio es preferible obviarlo, como debe prescindir también de los productos de copetín (palitos, papas fritas, maníes salados, etc.), caldos concentrados y saborizantes en polvo o cubito, embutidos, aderezos tipo salsa de soja, mayonesa, salsa golf. Y en cuanto al agua mineral, prefiera siempre aquella con bajo contenido de sodio.

Fuente: Revista Buena Salud

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *