La cirugía de bypass gástrico En Y de Roux mejora el tratamiento de la obesidad mórbida

La cirugía de bypass gástrico En Y de Roux consiste en la creación de una bolsa gástrica pequeña que no pasa por el intestino delgado superior. A diferencia de otros métodos de reducción de peso, produce una pérdida sustancial y duradera de peso y una mejora significativa de las condiciones médicas relacionadas con la obesidad, como puede ser la diabetes.

El estudio se realizó con ratas obesas y delgadas. De las obesas, las que fueron tratadas con la cirugía de bypass gástrico mostraron una disminución de la apetencia por agua con alta concentración de sacarosa, en comparación con aquellas que no se sometieron a cirugía. Los investigadores observaron una reducción similar en otras sustancias de sabor dulce, pero no en las saladas, ácidas o amargas. Por el contrario, no se reveló cambio alguno en las ratas delgadas que se sometieron a cirugía de bypass gástrico.

“Parece que el apetito incontrolado puede recibir una alteración del gusto durante el desarrollo de la obesidad y la diabetes”, declaró el autor del estudio, Andras Hajnal, del Departamento de Neurología, Ciencias de la Conducta y Cirugía.

Las neuronas de las ratas obesas respondieron con más fuerza al agua con más alta concentración de sacarosa, en comparación con las ratas magras. Estos efectos fueron revertidos por la cirugía de bypass gástrico y acertaron la respuesta de las ratas delgadas: una preferencia por la concentración de sacarosa inferior. “No estamos sugiriendo que los hallazgos reportados en este documento son las únicas consecuencias neuronales de la cirugía de bypass gástrico relacionado con la alteración de las preferencias alimentarias postquirúrgicas. Sin embargo, la comprensión de los mecanismos subyacentes por los que la cirugía de bypass gástrico afecta al gusto puede ayudar en la identificación de dianas terapéuticas que imitan los efectos beneficiosos de la cirugía en el control del apetito y la elección de alimentos, sin los riesgos y las complicaciones de un procedimiento quirúrgico invasivo”, asegura Hajnal.

Las ratas que se sometieron a la cirugía de bypass gástrico perdieron un peso comparable al de los humanos que recibieron tal tratamiento, es decir, del 26 al 30 por ciento del mismo. Además, mantuvieron dicha pérdida durante un largo periodo de tiempo y mostraron una mayor tolerancia a la glucosa, lo que indica una mejora en la diabetes.

“Esto apoya la aplicabilidad de este modelo de rata de bypass gástrico En Y de Roux a los seres humanos y también sugiere que los cambios en el gusto observados después de la cirugía no fueron relacionados con factores humanos como la conciencia”, afirmó Hajnal.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *