La banda gástrica es muy efectiva en adolescentes obesos

Investigadores australianos informan que los adolescentes gravemente obesos que se sometieron a cirugía de banda gástrica perdieron significativamente más peso que los que hicieron cambios en su estilo de vida, como dieta y ejercicio.

En el estudio participaron 50 adolescentes entre los 14 y los 18 cuyo índice de masa corporal (IMC) era superior a 35 (la obesidad estadística comienza con un IMC de 30). La mitad se sometió a procedimientos de banda gástrica ajustable por laparoscopia mientras que la otra mitad participó en una intervención supervisada del estilo de vida.

La banda gástrica se implanta para dividir y reducir el tamaño del estómago. Se ha comprobado que es efectiva para ayudar a los pacientes ha sentirse llenos más pronto, lo que suscita la pérdida de peso.

Se dio seguimiento a los participantes del estudio durante dos años. El estudio fue completado por 24 pacientes del grupo de la banda y 18 del grupo de modificación del estilo de vida.

La meta de perder más de 50 por ciento del exceso de peso se logró en 84 por ciento de los adolescentes del grupo de banda gástrica, pero apenas en el 12 por ciento de los del otro grupo. Luego de dos años, los del grupo de la banda gástrica habían perdido en promedio 34.5 kg (76 lb), lo que representa una pérdida general promedio de 28.3 por ciento del peso corporal total y el 78.8 por ciento de pérdida del peso excesivo. Los adolescentes del grupo del estilo de vida perdieron en promedio 3 kg (6.6 lb), lo que representa una pérdida de 3.1 por ciento del peso total y de 13.2 por ciento del peso excesivo.

Al comienzo del estudio, el 36 por ciento de los adolescentes del grupo de la banda gástrica y el 40 por ciento de los del grupo de cambio en el estilo de vida tenían síndrome metabólico, un conjunto de síntomas que predispone a la gente a la enfermedad cardiaca. Luego de dos años, ninguno de los pacientes del grupo de la banda gástrica tenía síndrome metabólico, en comparación con el 22 por ciento de los del otro grupo.

Los adolescentes que tenían banda gástrica típicamente experimentaron mejor calidad de vida, pero siete de ellos necesitaron otra cirugía de seguimiento.

“En este estudio, la banda gástrica resultó en una intervención efectiva que condujo a una reducción sustancial y duradera de la obesidad y a una mejor salud”, escribieron el Dr. Paul E. O’Brien y sus colegas de la Universidad Monash y del Centro de salud de adolescentes del Real Hospital Infantil de Melbourne.

Aseguraron que los adolescentes y los padres “deben entender la importancia de seguir cuidadosamente los patrones de alimentación recomendados y de buscar asesoría lo más pronto posible en caso de síntomas de reflujo, acidez gástrica o vómito. Es igualmente importante que haya un ambiente en el que puedan mantener contacto con profesionales de la salud que entiendan el procedo de cuidado. El estudio indica que, en un ambiente así, el proceso de implantación de banda gástrica ajustable por laparoscopia puede lograr mejoras importantes en el peso, la salud y la calidad de vida de los adolescentes gravemente obesos”, concluyeron los investigadores.

El estudio aparece en la edición del 10 de febrero de la Journal of the American Medical Association.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *