El sueño reparador

Dormir es fundamental para el buen funcinamiento del cuerpo humano, ayuda a recordar algo que se desea hacer el próximo día o en algún otro momento en el futuro, según un estudio reciente.

Una serie de pruebas con 24 estudiantes universitarios encontró que los que dormían tras procesar y guardar la idea de una tarea planificada eran más propensos a cumplir sus intenciones que los que trataban atacar el plan antes de irse a dormir.

También encontraron que la capacidad de cumplir con una acción planificada no depende tanto de qué tan firmemente está la intención fijada en la memoria. En realidad es un lugar, situación o circunstancia que se encuentra al día siguiente lo que provoca que una persona recuerde la acción intencionada.

Esta habilidad, conocida como memoria prospectiva, incluye cosas como recordar tomar medicamentos, comprar una tarjeta para felicitar a alguien en su aniversario, o llevar helado a casa para un cumpleaños, explicaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Universidad de Washington en St. Louis.

Creen que el proceso de la memoria prospectiva ocurre durante el sueño de ondas lentas (un patrón al inicio del ciclo de sueño) y tiene que ver con la comunicación entre el hipocampo del cerebro, que desempeña un papel crítico en la formación de memorias, y sus regiones corticales, que son esenciales para almacenar la memoria.

“Creemos que durante el sueño de ondas lentas el hipocampo reactiva estas memorias recién aprendidas, las toma y las coloca en las regiones de almacenaje a largo plazo del cerebro. La fisiología del sueño de ondas lentas parece facilitar mucho este tipo de fortalecimiento de las memorias”, apuntó en un comunicado de prensa de la universidad Michael Sculling, candidato doctoral de psicología.

Fuente: Psychological Science

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *