El estrés podría llevar a las nuevas madres a no hacer ejercicio y aumentar de peso

El estrés de la maternidad podría llevar a las nuevas madres a prescindir de la actividad física y aumentar de peso, informan investigadores.

La Universidad de Ciencias de la Salud de Georgia (GHSU) revisó el índice de masa corporal (IMC) de 60 madres primerizas a quienes se les preguntó por sus niveles de estrés y actividad física.

“La mayor influencia sobre un estilo de vida sedentaria, o una cantidad baja de actividad física, fue el tipo de estrés de la maternidad reportado por las madres. Un mayor estrés por la maternidad, lo que incluía depresión, se asoció con menos actividad física y un mayor IMC posparto”, apuntó en un comunicado de prensa de la GHSU la Dra. Deborah Young-Hyman, psicóloga conductual del Instituto de Prevención de Georgia.

Ella y sus colegas también encontraron que la interacción social se asociaba con un mayor IMC.

“Pensamos que las mujeres socializan con los amigos, que no se aíslan, pero hacen cosas sedentarias como hablar por teléfono, ver televisión o estar en casa, en lugar de salir a caminar con sus bebés”, apuntó Young-Hyman.

Y los IMC más altos conllevaban una carga psicológica.

Las madres primerizas con los IMC más altos tenían más síntomas depresivos y las que tenían IMC más bajos eran más activas físicamente y mostraban menos síntomas de depresión.

“Sabemos que la actividad física mejora el estado de ánimo y ayuda a perder peso, pero nadie había preguntado antes cómo la actividad física se relaciona con el estrés por maternidad de las madres primerizas”, planteó Young-Hyman.

Anotó que tener un buen estado de ánimo se asociaba con mayores niveles de actividad física y menor ingesta calórica.

Fuente: Women and Health

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *