El ejercicio evita la aparición de tumores intestinales

Investigadores de la Washington University School of Medicine, en Sant-Louis (Estados Unidos), aseguran que aquellas personas que llevan una vida activa y practican ejercicio habitualmente tienen hasta un tercio menos de probabilidades de desarrollar pólipos en el intestino que, en un futuro, pueden derivar en cáncer.

Según las conclusiones de un estudio que publica en su último número el “British Medical of Cancer”, las personas que hacer ejercicio con regularidad tenían un 16 por ciento menos probabilidades de desarrollar pólipos intestinales y un 35 por ciento menos propensas a desarrollar pólipos en fase avanzada.

Los pólipos, también conocidos como adenomas, son tumores en el intestino que, si bien no son cancerosos en sí mismos, pueden derivar con el tiempo en cáncer colorrectal, el tercer tipo de cáncer más común en Reino Unido, ya que cada año se diagnostican más de 38.000 nuevos casos. En España, es el segundo tumor de mayor incidencia y mortalidad en España tras el de pulmón en varones, y el de mama en mujeres. En 2006, murieron en España 13.101 personas por cáncer colorrectal, el 12,9 por ciento del total de muertes por cáncer durante aquel año.

El Cancer Research de Reino Unido asegura que aproximadamente uno de cada cuatro personas desarrollará estos adenomas a los 50 años, y cerca de la mitad a partir de los 70 años. Sin embargo, según la profesora Kathleen Wolin, una de las principales autoras de la investigación, la evidencia de este hallazgo muestra un vínculo claro entre el ejercicio y un menor riesgo de cáncer colorrectal.

“Hay una serie de posibles vías de propagación, pero no sabemos exactamente qué es lo que influye”, reconoce esta experta en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press. Una de ellas, por ejemplo, podría ser el hecho de que el ejercicio reduce la inflamación intestinal, que a su vez se relaciona con estos tumores.

Del mismo modo, añade Wolin, “el ejercicio también reduce los niveles de insulina y mejora la respuesta del cuerpo a la hiperinsulinemia” o exceso de los niveles de insulina circulante en la sangre, lo que aumenta el riesgo de pólipos, al tiempo que “también mejora el sistema inmunológico”. “Lo positivo es que es difícil de identificar porque el ejercicio ofrece diversos beneficios en todo el cuerpo”, ha señalado. De hecho, los autores recomiendan “30 minutos de actividad física cada día, junto con una dieta saludable y estilo de vida, para reducir su riesgo de desarrollar cáncer colorrectal”.

Fuente: EP/ABC

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *