El café reduce el riesgo de ACV

El café,   fue mal tratado por un tiempo, se lo culpaba por los problemas del corazón, colesterol alto, insomnio   y la hiperactividad. Ahora, muchos investigadores creen que no sólo no es perjudicial , sino que debe ser incluido en la categoría de alimentos saludables.

Un estudio publicado el jueves en la revista Accidente cerebrovascular considera que el consumo de café redjo el riesgo de accidente cerebrovascular en mujeres de 22 a 25 por ciento.

Tal vez es hora de café para hacer a un lado el té verde. “Creo que en realidad es más saludable que el té”, afirma el doctor Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard. También se identificó una conexión entre el consumo de café y un menor riesgo de diabetes.

En los últimos años, los bebedores de café se ha encontrado que tienen un menor riesgo de cálculos biliares, cáncer de colon, enfermedad del hígado, y Parkinson, también se comprobó que   los atletas de larga distancia también tienen mayor resistencia si beben café antes de una carrera.

El café con cafeína no es seguro que durante el embarazo, aún se sigue investigando al respecto sigue siendo incierta, aunque las últimas investigaciones indican que beber tan solo 200 miligramos de cafeína al día,   el equivalente a dos tazas de café,   duplica la tasa de abortos involuntarios. “El consenso general es que las mujeres embarazadas deben beber   menos de esta cantidad”, dice Joan Salge Blake, un especialista en dietética de la Universidad de Boston.

También las madres en período de lactancia deben ser cuidadosas en la canidad de cafeína ingerida con un límite de una o dos tazas al día, porque excesiva ingesta de cafeína puede pasar a la leche materna y provocar cambios de comportamiento en el bebé.

Investigadores suecos realizaron una evaluación en 35000 mujeres, las mujeres del estudio que bebían lo menos una taza al día a más de cinco tazas al día tenían un menor riesgo de accidente cerebrovascular que las que no bebieron ninguno. Curiosamente, no se   ha demostrado que beber cuatro o cinco tazas al día que ofrece una mayor protección que beber una sola, lo que plantea dudas sobre la solidez de la conclusión.

La investigación de la insidencia sobre la diabetes concluyó   que el consumo de tres a cuatro tazas de café al día reduce el riesgo de diabetes tipo 2 en un 20 por ciento y que el consumo de cinco o más tazas disminuye el riesgo en un 30 por ciento.

Sus beneficios nutricionales sigue siendo desconocidos, pero podría ser la gran cantidad de antioxidantes y otras sustancias químicas que combaten enfermedades que figuran en el grano de café. Estos pueden disminuir los niveles de inflamación   y pueden mejorar la acción de la hormona insulina.

Los expertos son cautelosos en aquellas personas intolerantes a la cafeína, también con los adolescentes.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *