Dieta antiOX con efecto antiinflamatorio

Una dieta rica en nutrientes antioxidantes ejerce un poder antiinflamatorio que logra frenar el desarrollo de diabetes, obesidad y cáncer, según señaló el presidente de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), Alfredo Martínez.

En declaraciones a Europa Press, Martínez explicó que esta es la conclusión de uno de los principales estudios presentados en el II Congreso de la FESNAD, celebrado en Barcelona, y subrayó que esta aseveración subyacía en el pensamiento médico, pero ahora se ha constatado.

“Algunos alimentos tienen un mayor nivel de antioxidantes que evitan la inflamación”, teniendo en cuenta que ésta, a su vez, “ejerce de disparador de enfermedades como la diabetes, la obesidad y la dislipemia”, remarcó el catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra.

Los antioxidantes son sustancias presentes en los alimentos que ayudan a combatir los radicales libres, causantes del deterioro de nuestra piel y de ciertos tipos de cánceres.

Los antioxidantes son vitaminas o minerales y algunos de los más importantes son:
– Betacaroteno: brocoli, pimientos, albaricoques.
– Vitamina C: cítricos, berros, brocoli.
– Vitamina E: aceite de oliva, aguacate.
– Selenio: carne, pescado, marisco, cebolla.
– ́cido fólico: todas las verduras.
– Manganeso: avellanas, pipas de girasol y pan integral

El investigador del Instituto Tecnológico de Massachussets y de la Facultad de Medicina de Boston, bioquímico y doctor en Medicina Barry Sears explicó en el congreso la importancia del papel antiinflamatorio de la Dieta de la Zona, que propone la proporción de 40% de hidratos de carbono, 30% de proteínas y 30% de grasas con aporte extra de Omega 3.

La inflamación es un proceso habitual del organismo que ayuda a prevenir infecciones y a curar las lesiones, pero la respuesta inflamatoria puede incrementarse y descontrolarse de forma silente y desembocar en varias enfermedades.

Por otro lado, remarcó que las dietas moderadas con proteínas y alto contenido en fibra son útiles para peder peso, partiendo de que “no todas las calorías pesan igual”. Algunas calorías tienen propiedades termogénicas, que ayudan a perder calor y energía, y además tienen poder saciante.

“Y es que no todas las grasas son iguales”, insistió, a la vez que puso como ejemplo la del tipo Omega 3, presente en el pescado, que reduce el riesgo de diabetes y dolencias cardiovasculares.

“Legumbres, pescado y aceite de oliva” reducen el síndrome metabólico, causante de hipertensión y colesterol, expuso Martínez en otro orden de conclusiones.

El mismo Martínez presentó durante el congreso el estudio “™Obesidad y síndrome metabólico: tratamiento dietético basado en componentes nutricionales específicos”™.

A su juicio, una buena alimentación no depende de la calidad y cantidad de los alimentos consumidos, sino que hay que tener en cuenta la distribución de los nutrientes en cada comida para que sea la adecuada y ayude a mantener el equilibrio metabólico.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *