Como evitar el empacho en estas fiestas

Los médicos de familia recomiendan, con motivo de estas fiestas navideñas, alternar las comidas copiosas con   ligeras, para evitar las famosas resacas navideñas,   “grandes empachos” y problemas digestivos que pueden acarrear, en el peor de los casos, una pancreatitis.

cuidarse con las comidas

Según el Dr. Juan de Dios González, quien afirmó que después de los excesos navideños con la comida, el alcohol y el tabaco, lo más adecuado es hacer una dieta “líquida o blanda”, ya que, de este modo, “incluso no será necesario acudir al médico de cabecera” en el caso de que la persona comience a sentir indigestión.

Y es que, subrayó, “las comidas a todas horas producen empachos y problemas digestivos que, normalmente, serán leves”, por lo que hizo un llamamiento a la mesura, y si se hace una comisa copiosa, “pues evitar que por la noche la cena también sea copiosa y en vez de que se acompañe de dulces, se tome fruta, como piña y uva, que ayuda a hacer la digestión”.

González también consideró que hay que tener en cuenta que no se deben consumir “excesivas cantidades de alcohol, sobre todo si después se va a conducir”.

En cualquier caso, argumentó que los problemas de salud más habituales que suelen presentar los pacientes que acuden a las consultas de los centros de salud suelen ser “dolores de estómago producidos por empachos y haber consumido gran cantidad de comida muy hipercalórica.

Todo ello conlleva a que la persona sufra “vómitos y diarreas”; síntomas, en todo caso, que “con un día o dos de dieta blanda se solucionan” y no es preciso el ingreso hospitalario.

No obstante, el presidente de Smumfyc alertó de los casos de pancreatitis, “una cuestión que necesita su ingreso hospitalario y tratamiento, dado que es un cuadro muy grave y puede traer consecuencia importantes”. ͉sta se produce cuando “se come mucha comida con mucha grasa y produce un dolor muy fuerte en el estómago que se va hacia la espalda”, indicó González.

Para evitar, por tanto, el malestar general los médicos de familia recomiendan “el autocuidado, y no la automedicación, que consiste en que si te duele la cabeza o el estómago, se tome un comprimido de paracetamol o ibuprofeno, lo que evitará acudir a la consulta”.

Y es que, manifestó, después de la Nochebuena y el día de Navidad “suelen haber dos o tres días en los que los pacientes acuden al centro de salud con cuadros leves, como dolores de estómago, y mucha acidez”.

Fuente: EP

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *