Aceites y esencias relajantes

Desde épocas antiquísimas se le atribuyen a ciertas esencias efectos medicinales, actualmente se destilan unas 300 especies vegetales para obtener esencias y aceites con diferentes atributos, aromáticos, para masajes, para inhalar, o para perfumes y cremas.

Los vapores de aceites y esencias penetran en el organismo a través de los poros o al ser inhalados, brindando un efecto relajante o estimulante.

relajante

Aceite de lavanda, efecto sedante:

Un baño relajante con aceite de lavanda, permite aflojar las tensiones, dolores musculares y calambres. Deben usarse unas 10 gotas de aceite en la bañera con agua tibia.

Masajes descontracturantes, diluir 4 gotas de aceite de lavanda en media taza de un aceite transmisor como el aceite de girasol o soja.

Aceite de naranja, efecto estimulante y antidepresivo:

Un baño de inmersión caliente con 4 gotas de aceite de naranja, mejora el aspecto de la piel y estimula el ánimo.

Aceite de menta, mejora el ánimo:

Un baño de inmersión en agua caliente con 4 gotas de aceite de menta estimula las defensas y alivia problemas respiratorios.

Masajes contra los calambres, diluir 2 gotas de aceite de menta en media taza de un aceite transmisor como el aceite de girasol o soja.

Propiedades de otras esencias:

Bergamota: efecto estimulante, mejora el aspecto de la piel con acné y eccemas.

Cedro: efecto sedante anti estrés.

Eucalipto: descongestiona las vías respiratorias.

Geranio: efecto antidepresivo, es astringente y equilibra la secreción sebácea de la piel.

Limón: efecto estimulante, antiséptico y cicatrizante.

Sándalo: efecto antidepresivo y antitusivo.

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *