150 minutos de ejercicio a la semana ayudan a mantener el peso

Las personas que hacen ejercicio en su juventud de forma regular, sobre todo las mujeres, son menos propensas a aumentar de peso con el paso de los años.

El ejercicio regular en la juventud pareció prevenir el aumento posterior de peso solo si llegaba a 150 minutos de actividad física entre moderada y vigorosa por semana, como correr, caminar rápido, jugar básquetbol, tomar clases de ejercicio o actividades diarias como las tareas de casa.

Es importante iniciar la actividad física en la juventud y mantenerse activo con el paso de los años, pero eso no significa que uno no puede cambiar. Tal vez simplemente sea más difícil evitar el aumento de peso en la mediana edad.

Sin embargo, los investigadores advirtieron que los niveles más altos de actividad física por sí mismos podrían no ser del todo suficientes para evitar el aumento de peso, y anotaron que los hombres y las mujeres de todos los niveles de actividad aumentaron peso en el periodo de veinte años. No obstante, señalaron que una mayor actividad ciertamente ayudó a controlar el peso durante la transición de la juventud a la mediana edad.

La diferencia sexual también impacta,   la magnitud del beneficio es de el doble en las mujeres que en los hombres, tal vez por sus diferencias fisiológicas.

“Sabemos que en las mujeres que pasan por la menopausia hay un incremento natural en el aumento de peso”, añadió la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de mujeres y enfermedad cardiaca del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. “Mi comentario es que también se debe entrenar para la menopausia como si fuera un maratón. Si se comienza a hacer ejercicio antes del inicio de la menopausia y se hace durante veinte años, no hay que aumentar de peso. La salud no es algo instantáneo. Hay que mantener un estilo de vida”.

“Lleguemos a la mediana edad con las mejores oportunidades para un buen peso, y para hacerlo hay que comenzar temprano”, concurrió Ory. “Nunca es tarde para comenzar buenas conductas. Simplemente es probable que haya que hacerlas con mayor intensidad”.

Fuente: HealthDay

Avatar de Anónimo

Claudia Tallone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *